10.10.14

Modiano: "Escribir es una actividad solitaria"

Así expresó el autor francés Patrick Modiano,  flamante Premio Nobel de Literatura en rueda de prensa desde París 

 
Patrick Modiano considera la escritura una actividad solitaria./eltiempo.com
Según informó este jueves la Academia Sueca en Estocolmo, el Premio Nobel de Literatura fue concedido a Modiano "por el arte de la memoria con el que ha evocado los destinos humanos más inasibles y desvelado el mundo de la ocupación" nazi de Francia.
Al mostrarse visiblemente sorprendido con el galardón, Modiano reiteró en rueda de prensa que "escribir es una actividad solitaria" en la que el escritor está protegido de sus lectores.
"Cuando escribes un libro, te escondes detrás de él", declaró Modiano en la sede parisina de su editorial, Gallimard, donde insistió en que no se esperaba "en absoluto" que la Academia Sueca le otorgara el Premio Nobel, que dedicó a su nieto sueco.
"No he tenido tiempo de conocer las razones para elegirme", confesó el literato, en una comparecencia en la que confirmó su reputación de hombre tímido y en la que insistió en que no había tenido tiempo para asimilar lo "abstracto" e "irreal" de la concesión del premio.
Con las cejas apretadas sobre la montura negra de sus gafas y gesticulando efusivamente, Modiano insistió en que los escritores "estamos acostumbrados a una especie de soledad", agregó, quien comentó que "es más fácil hablar de los otros" que de uno mismo.
"El tiempo va cada vez más rápido para las actividades que necesitan un poco de tiempo", agregó el autor.
El literato se inscribió en "una generación de transición, más sensible a los cambios" que los escritores del siglo XIX, cuando el ritmo de los acontecimientos era más sosegado.
"Intentamos traducir eso (...), traducir la angustia contemporánea", dijo el escritor, que reconoció que la literatura "también puede ser una especie de refugio" donde el creador se comporta "como un ciclista que continúa (pedaleando) sin tener muy claro lo que representa" su camino.
Sin decantarse por un autor, un libro o una corriente entre sus influencias, porque le resultaría muy complicado citar todos los libros que le han marcado "desde la infancia o la adolescencia", Modiano sí se refirió a Albert Camus, ganador del Nobel en 1957, autor al que admira.

Un obsesionado por los recuerdos de infancia

El anterior francés en ganar el Nobel de Literatura fue Jean-Marie Gustave Le Clézio, en 2008. Modiano, que recibirá el galardón el próximo 10 de diciembre de manos del rey de Suecia, Carlos XVI Gustavo, ha centrado toda su obra en el París de la Segunda Guerra Mundial, describiendo los acontecimientos de esta época a través de personajes corrientes.
El secretario permanente de la Academia Sueca, Peter Englund, indicó ante la televisión pública SVT que la institución no logró contactar al laureado antes del anuncio. Englund dijo del autor francés que es "alguien que ha escrito muchos libros que se hacen eco unos a otros", y que hablan de "memoria, identidad y aspiraciones".
Patrick Modiano sucede en el palmarés a la canadiense anglófona Alice Munro, y recibirá un premio en metálico de ocho millones de coronas suecas (878.000 euros, que equivalen a unos dos mil doscientos millones de pesos).
Nacido en Boulogne-Billancourt (al oeste de París) el 30 de julio de 1945, Patrick Modiano culmina con el Premio Nobel de Literatura 2014 una carrera en la que también ha ganado los galardones más importantes de su país, el Goncourt y el Gran Premio de novela.
Hijo de una actriz belga -Louisa Colpjin- y un empresario italiano -Alberto Modiano-, se crio entre Francia e Italia, y su infancia estuvo marcada por la muerte por leucemia de su hermano mayor, Rudy, a la edad de 11 años, a quien estaba muy unido y a quien dedicó todas sus obras entre 1967 y 1982.
Tras acabar sus estudios en la ciudad de Annecy, decidió no entrar en la universidad para dedicarse a la escritura. Sus inicios estuvieron marcados por su relación con Raymond Queneau, autor de ‘Zazie en el metro’, amigo de su madre y quien lo tomó bajo su protección, además de ayudarle a terminar el bachillerato.
A partir de 1962, una vez que decide no asistir a la universidad, se dedica a sobrevivir vendiendo libros antiguos que robaba de bibliotecas o de casas de amigos e incluso escribía falsas dedicatorias del autor para conseguir darle más valor a las obras.
En esa época pierde el contacto con su padre, con quien volvería a hablar en 1966 brevemente para cortar después todo contacto con su progenitor.
Publicó su primera novela, ‘El lugar de la estrella’ en 1967 en la editorial Gallimard y con ella gana el premio Rogier Nimier y desde ese momento se concentra totalmente en la escritura. En 1970 se casa con Dominique Zehrfuss, con la que tendría dos hijas, Zina, nacida en 1974, y Marie, en 1978.
Su segunda obra, ‘La ronda de noche’, aparece en 1969 y la tercera, ‘Los bulevares periféricos’, 1972.
Estas tres primeras novelas conforman una especie de trilogía dedicada a la ocupación nazi de Francia y en estas historias aparecen personajes reales, como Marcel Proust.
Con ‘Los bulevares periféricos’ consigue el Gran Premio de la novela de la Academia Francesa, y con ‘Villa triste’ (1975), el premio de los Libreros.
Entre tanto, en 1974, colabora con Louis Malle en el guion de ‘Lacombe Lucien’, trabajo por el que recibió una nominación a un BAFTA del cine británico.
Tras ‘El libro de familia’ (1977) llegaría una de las obras más importantes de su carrera, ‘La calle de las bodegas oscuras’ (1978), con la que obtendría el prestigioso Premio Goncourt. Un año antes había fallecido su padre, al que Modiano había tratado de localizar sin éxito.
En 1981 se publican ‘Una juventud’ y ‘Memory Lane’; en 1982, ‘Tan buenos chicos’, a la que le siguen ‘Barrio perdido’ (1984); ‘Domingos de agosto’ (1986); ‘Los mundos de Catalina’ (1988); ‘Exculpación’ (1988); ‘El rincón de los niños’ (1989) y ‘Viaje de novios’ (1990).
‘Flores de ruina’ (1991); ‘Un circo pasa’ (1992); ‘Perro de primavera’ (1993); ‘Más allá del olvido’ (1996); ‘Dora Bruder’ (1997); ‘Las desconocidas’ (1999); ‘Joyita’ (2001); ‘Accident nocturne’ (2003); ‘Un pedigrí’ (2004); ‘En el café de la juventud perdida’ (2007); ‘El horizonte’ (2010) y ‘La hierba de las noches’ (2014) completan la prolífica producción de Modiano.
Con ‘El horizonte’ recibe el Premio Mundial de la Fundación Simone y Cino del Duca, y al año siguiente se produce una cierta polémica con una biografía ‘Oublier Modiano’ (‘Olvidar a Modiano’), con la que el autor no está nada de acuerdo porque asegura que falseaba datos de su vida y utilizaba documentos privados sin autorización.
Más allá de las novelas, se ha dedicado al género de las entrevistas, como con el libro ‘Emmanuel Berl, interrogatoire’ (1976) y ha colaborado en la escritura de guiones de cine, tanto de adaptaciones de sus propias obras, como en el filme ‘El perfume de Yvonne’, basado en ‘Villa Triste’, como con historias originales, como ‘Bon voyage’. En el año 2000 recibió el Gran premio de literatura Paul-Morand por el conjunto de su obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario